POETAS SIN FRONTERAS - POETS WITHOUT BORDERS
POETAS SIN FRONTERAS - POETS WITHOUT BORDERS

ARDILLA

A Lina Márcel

 

Vida, no olvides

que la ardilla

eres tú.

 

Yo apenas soy la rama.

Las ramas

por donde tu corazón

trepa.

 

La Luna y el Sol

en su vejez

se secretean al reírse

de nuestras acrobacias.

 

Yo quisiera alcanzar

el suelo con los pies

pero tu amor me sostiene

en la rama de esta gloria.

IMPLICADA

Tú, en la sábana que arropa mi espalda en la madrugada que termina. Tú, en la espuma de afeitar que cubre mi faz en la mañana que empieza. Tú, en el olor que me atrae del mantel de la mesa en el desayuno que se avecina. Tú, en la vigilia que aleja mi sueño en la noche próxima. Tú, así de esta manera y de la otra, implicada en mí, en mi ser. Tú y tus bucles y tu voz y la seda de tus manos en mi pecho  donde se apunta el primer botón de mi camisa. Tú, en todas las postales que se me avienen de tu imagen de mujer terrestre. Cuando te veo semidormida a mi lado, cuando te desgarras de tu pelo las gotas de agua…Tú, cuando te empinas para besarme y soy yo quien me alimento de tu saliva. Tú, cuando bailas una salsa de copiloto en el auto. Implicada, no lo desestimes. Completa e íntegra. Implicada en la suerte de mi piel, que ahora palpita con este regalo con que Dios –se lamenta ahora– me ha premiado. Tú, implicada en mí, en mi ser.

TRAPECISTAS

Si los dos fuéramos trapecistas

y trabajáramos en el circo…

¿Qué olor tendría nuestra cama ahora?

Con qué sudor en las axilas nos acostaríamos.

Qué tanto te celaría

por tu roce con las cuerdas de acero.

Qué sufrimiento compartiríamos

en la languidez del elefante

sin su ración en las tardes

de un pálido invierno.

Qué aplauso coqueto no dejaría llegar

a tus oídos de rosa.

Y qué cara pondría yo

al recibirte en mis brazos

después del salto mortal.

RETAL DE CIELO

Hay un retazo de cielo en mí

completamente abierto.

Marcado a ratos

de alegres estelas.

 

Tiene en su seno la gracia de la música

y se llega a este cielo con los pies descalzos

después de abluciones con hojas de sándalo.

 

Guarda este cielo

lo que guarda el jardín de las hortensias:

Una flor en pétalos, tejida a pulso de naturaleza.

 

Se entra en su dimensión

con la desnudez de un niño

que despierta al mundo.

 

Tal vez mi carta de vida

me ha dispuesto a disfrutarlo

en intervalos de suerte.

En la suerte grata que destella

la luz de sus contornos.

 

En este cielo no amanece ni anochece.

Tiene para mí la eternidad del paraíso.

POESÍA

No quería escribirte

para eludir

que te vinieras papel en mano

contra mí.

 

No quería escribirte.

Te veía

en ese altar mayor

que te han endilgado.

 

Presentía

que me ocultarías las palabras

en el huerto

de tus secretos.

 

No quería escribirte

soñando a ratos

con la alondra de tu vuelo.

 

Sintiendo a duras

en el asfalto

los prejuicios del añejo centralismo.

 

No quería escribirte

a sabiendas

de que me tildarían

de provinciano

en ese antaño bar, El Automático.

 

No quería escribirte

a pleno sol

en las tardes de mar de mi Caribe.

 

Ahora

pluma en mano

veo que te resistes

en escamoteos

con una fingida sonrisa

como novia que coquetea a dos amores.

 

Importa que

desde tu piel

me palpiten

los secretos de tu corazón.

Contacto:

Goieta 15
48610 Urduliz

Bizkaia (España)

 

Cualquier cosa que quieras enviar a:

posfpowb@poetasinfronteras.org

 

Cualquier cosa que quieras comentar a:

cuentanos@poetasinfronteras.org

 

Puedes hacerlo directamente desde: "Quiénes somos - Contacto".

 

¿Quieres hacerte socio?

Si quieres unirte a nuestra organización, utiliza nuestro formulario de contacto para recibir información. ¡Te esperamos!

Ahora también puedes informarte sobre todo lo relativo a nuestra organización a través de las redes sociales.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Poetas Sin Fronteras - Poets Without Borders