POETAS SIN FRONTERAS - POETS WITHOUT BORDERS
POETAS SIN FRONTERAS - POETS WITHOUT BORDERS

Es bueno recordar y obsequiar a los demás nuestros momentos más sentidos. Éste es el espacio.

 

HOMENAJE A ADRIANA GÓMEZ

25-09-19. Fanny Moreno Ospina
 
Con luto en mi alma, a pesar de que he conocido a Adriana apenas esta noche. Me permito enviarles copia de lo que acabo de enviar a mis amigos y que me salió casi como una escritura automática. Tuve, como otras veces, un impulso de escribir lo que fui pensando a medida que veía el video sobre Adriana,  gracias al enlace que ustedes pusieron al pie del artículo sobre ella. 
 
Enviarlo a ustedes es otro impulso. Espero no los moleste mi espontaneidad, que es algo innato en mí.
 
Empecé buscando a Adriana Gómez porque en la revista virtual Con fabulación que leí esta noche contaban que ella falleció el pasado 24 de Agosto y que su funeral será mañana 27.
 
Había un enlace y lo pulsé a ver a donde me llevaba... llegue a una presentación de su obra, en su propio estudio que duró 37 minutos. La vi y disfrute como si hubiese estado allí, lo que es mucho mejor que haberla conocido en un museo.  
 
Aún no sé el motivo de su muerte. Viendo su fecha de nacimiento veo que era muchos años más joven que yo... y entonces empieza a llegarme el cuestionamiento que viene casi que persiguiéndome cuando veo como se marchan seres más jóvenes y productivos que yo... claro que procuro no profundizar en estas preguntas, no tan impertinentes de mi subconsciente, para no arruinar el momento. 
 
Como lo hago en muchas películas, cuando su música me ha gustado, espero para fijarme en el listado o créditos de este documental y observo nombres de personas que no conozco. Obvio, ya que no pertenezco a esos niveles artísticos y culturales, pero con satisfacción aparecen los nombres de las melodías que sirvieron de fondo a esta película... la última fue la que más me agradó, siendo toda su música muy buena, así que tomé nota de la cantante y de la canción... acto seguido la busque allí, en YouTube donde yo estaba.
 
YouTube, ese sitio impalpable pero tan buscado y apetecido por muchos.  Lo visito poco, pero cuando lo hago, casi siempre me retiro satisfecha... con la canción o artista que buscaba anotados, ya no en una hojita de papel sino “pegada” a mi archivo de Canciones Favoritas, o raras, luego de haber dado “copiar”.  
 
Acá estoy al lado del enlace, para comprobar si es correcto y me lleva a la melodía, la que ya no me será indiferente pues me recordará a Adriana Gómez, pintora que apenas hoy conocí a dos días de su muerte y la verdad que no siento ya deseos de saber la causa de su partida sino el por qué no conocemos más de nuestros grandes artistas, de nuestra gente, de este pueblo colombiano que si por un lado se desgarra por los problemas políticos, por el otro se enriquece al ser la cuna de personas como Adriana, bogotana de 62 años que hoy tuve el gusto de conocer gracias a la magia de los videos por internet.

 

 

HOMENAJE A ADRIANA GÓMEZ

En la obra de Adriana Gómez (1955-2019) un imaginario urbano poético se hace presente. La iconografía de la ciudad, con sus luces y sombras, junto a la masificación sintetizada en colores vivos y en espacios geométricos por donde divagan los elementos de una viva cotidianidad,, son registrados con una sensibilidad que se debate entre el alegre festín con el mundo y el distanciamiento desgarrado del mismo.
En las series denominadas “guardarropa” y  “¿qué me pongo?”, por ejemplo, lo íntimo se sintetiza en el vestido personal, proyectando un cierto costurero poético de lo cotidiano, a veces apacible, otras, desgarrado. He allí el juego imaginativo de sus contrastes: un vestier femenino se vuelve protagonista central, simbolizando la imagen y la reinvención del tiempo y de la memoria. Siempre una pregunta sobre el existir, un interrogante sin respuesta, el eterno divagar hacia lo desconocido, la constante búsqueda de algo en medio de grandes incertidumbres.
La magia y lo maravilloso las encuentra Adriana Gómez en las cosas: semáforos, ruedas, carros, maletas, vestidos femeninos, escaleras, baldes, brochas, son objetos que se sostienen del hilo del sueño y de la imaginación, grávidos y leves a la vez, terrígenos y espirituales como son los juegos de la infancia, como es la poesía que en ella palpita. .
Al lado de esta dimensión urbana, construida de extrañezas y asombros, están aquellos seres perdidos y anónimos, sumergidos en una soledad en red sin salida. Son las multitudes de los sin rostro, que se debaten entre lo apacible del sueño y la dura conciencia de lo real.
Aquí la condición social sale a flote. Los hombres y mujeres desaparecidos existencial y políticamente, se hacen presentes con su dramático sino; las imágenes de las víctimas del conflicto, en un país que las ha ignorado sistemáticamente, brotan desde el fondo del abismo, surgen a la superficie con el color de la sangre y los brochazos de la conciencia.

Carlos Fajardo Fajardo.
     Libre de virus. www.avast.com

 

Contacto:

Goieta 15
48610 Urduliz

Bizkaia (España)

 

Cualquier cosa que quieras enviar a:

posfpowb@poetasinfronteras.org

 

Cualquier cosa que quieras comentar a:

cuentanos@poetasinfronteras.org

 

Puedes hacerlo directamente desde: "Quiénes somos - Contacto".

 

¿Quieres hacerte socio?

Si quieres unirte a nuestra organización, utiliza nuestro formulario de contacto para recibir información. ¡Te esperamos!

Ahora también puedes informarte sobre todo lo relativo a nuestra organización a través de las redes sociales.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Poetas Sin Fronteras - Poets Without Borders